Bahidorá 2018: el Edén está en Las Estacas

Con cada año que pasa, la belleza de Bahidorá se extiende hacia puntos que jamás nos hubiéramos imáginado. El Carnaval festejó su 6a edición con una curaduría musical y cultural que creó un ambiente de fiesta y humanidad a la perfección para dar la bienvenida al año.

Y refiriéndonos a que Bahidorá se extiende, lo decimos literalmente. Este año, el festival alargó su territorio para albergar más actividades, más emoción, más fiesta. Parece que fue ayer cuando Cocorosie se presentaba ante un pequeño público que tomaba el sol al mismo tiempo que bailaba con las rimas de “Werewolf”; hora, el festival es lo suficiente magnánimo para ofrecer a sus asistentes una cátedra musical a cargo de actos como Kamasi Washington y Ariel Pink.

Los detractores no saben lo que dicen porque les falta vivir la naturaleza que brinda un fin de semana en Bahidorá, un efímero pero cautivante sentir que mezcla música, imágenes, colores, olores, formas y sensaciones en un espacio que emana espiritualidad y, por qué no, fiesta. Éste es un carnaval para descubrir, mirar hacia un horizonte ilimitado por la misma curiosidad que lo quiere absorber todo.

Bahidorá en nuestros corazones siempre.

Las siguientes fotos por Andrea Gonar y Baloo Goldsmit.

Related Posts