De nuevo Jeff Koons y Louis Vuitton

Texto por Monserrat Ramírez

El mundo de la moda y del arte se mezclan para sacar a la luz polémicos diseños que funcionan como estrategia publicitaria 

El pasado 27 de octubre, salió al mercado la nueva colección de Jeff Koons en colaboración con Louis Vuitton ‘Masters’, parte dos y aunque las opiniones son contrarias desde el primer lanzamiento, queda claro que tanto el diseñador como el artista están en la mira de los amantes del arte y de la moda, ya sea a favor o en contra, nadie puede impedir que ya se encuentren en el mercado y puedan comprarse en distintas tiendas.

La colección trata sobre bolsos con grandes obras de arte moderno impresas desde Paul Gauguin, Monet, Francis Boucher, Edouard Manet, Claude Monet, Nicolas Poussin y J.M.W. Turner, ‘Masters’, cabe mencionar que esta es la segunda entrega, ya que, en la primera se encontraban a maestros como Rubens, Tiziano, Van Gogh, Fragonard y Da Vinci, todos ellos artistas con gran trayectoria e importancia en la historia del arte.

Algunos pensarán que es una broma, por lo que ha recibido críticas desde todos los ángulos, sin embargo, Jeff Koons entra en su papel y dice: “Cuando alguien pasee por la calle de la mano de uno de estos bolsos o se siente a tomar un café junto a alguno de estos modelos, está comunicando su amor por el humanismo”, dejando a más de uno en silencio.

La historia de esta colección está relacionada con su serie Gazing Balls, en la cual relaciona piezas de arte con esferas que reflejan el exterior de cada obra, lo que permite apreciarlas tanto por dentro como por fuera. Esta colaboración puede interpretarse como la posición del arte moderno en el contexto actual y aunque bien, su finalidad no es acercarse a la reflexión sino posicionarse en el mercado, si señala una contemporaneidad donde el arte se ve sumergido en un ámbito lleno de relaciones, vínculos y contactos que permiten que siga la marcha de la burbuja de los precios y estatus de la venta a través del diseño.

Sin duda es una colección que nos deja pensando, ya que, si el arte es reflejo de la época, tal vez, nos tenemos que preguntar cómo hemos consagrado a artistas cuya personalidad es más empresarial que artística y eso, habla mucho de nuestra sociedad actual.

Notas Relacionadas