Las exposiciones más exitosas en México durante los últimos tiempos

Queda claro que cada vez las instituciones buscan más exposiciones que llamen la atención de la gente e incluso que los introduzca en el disfrute de asistir a los museos, por lo que en los últimos tiempos ha habido varias que no sólo han cubierto sus números meta, sino también han hecho que se busquen estrategias para un mayor control en la taquilla y dentro de las salas.

Con la finalidad de encontrar un punto en común y tener más información sobre lo que le emociona más a la gente para asistir a las exposiciones, decidimos hacer una breve lista de algunas de las exposiciones más visitadas en la Ciudad de México en los últimos tiempos, para indagar en la pregunta ¿qué las une?

 

Ron Mueck en Antiguo Colegio de San Ildefonso

Haciendo recuento, en 2011 las filas eran largas para entrar a ver las enormes piezas de Ron Mueck, escultor hiperrealista que no sólo crea esculturas exactamente iguales a los seres humanos, sino que tienen el detalle que parecen van a levantarse y caminar en cualquier momento, lo cual hizo que la exposición tuviera gran éxito y se abarrotaran las salas.

Cabe mencionar que, poco tiempo después se inauguró la muestra The Path of Misery de Marilyn Manson, lo cual hizo que el museo se mantuviera en movimiento y no sólo los fans sino también los curiosos entraran a ver lo que crea este artista más conocido por su música.

Actualmente, el museo continúa presentando grandes exposiciones, es un sitio que definitivamente no puedes pasar desapercibido.

 

Capilla Sixtina en Ciudad de México

Unos años más para acá, desde el Vaticano, en 2016 llegó a la Ciudad de México la mega réplica a escala original de la Capilla Sixtina y la gente no se hizo esperar. Las filas eran enormes y bien la experiencia también lo fue, ya que no se tuvo que tomar avión para sentir estar entre las paredes de los grandes murales de Miguel Ángel.

Lo que permite una réplica de dichas dimensiones no sólo es la admiración de las obras de arte, sino también descontextualizarte un poco de la realidad, transportarte, al menos por un momento, para después regresar a la normalidad.

La entrada fue gratuita y sólo tenías que sacar tus boletos por internet, aunque claro, la coordinación y el control se hizo un poco desordenado por la falta de puntualidad de las personas y que no sólo querían verla por 5 minutos, sino que querían quedarse un poco más.

El acierto: pasar información en una sala audiovisual previa para contextualizar a los asistentes.

No sólo era una exposición bidimensional, sino que te introducía en todo un espacio donde tenías que mover la cabeza de arriba abajo y desplazarte dentro de la sala para observarla, por fuera era una gran caja así que ¿quién se iba a quedar fuera de ella?

Lo cual me recuerda un poco a La muestra imposible en el Centro Nacional de las Artes, donde reunieron réplicas de Rafael, Leonardo y Caravaggio, los expertos afirmaron que era imposible reunirlos con piezas originales, ya que por cuestiones de conservación no pueden viajar fácilmente así que tuvo gran audiencia y muy buena aceptación.

Yayoi Kusama, Obsesión infinita en Museo de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo

La exposición fascinó por la reproducción de puntos en sus obras, causó tal revuelo la interacción con obras que tenían espejos y luces, que las selfies no paraban de tomarse una y otra vez, ¡Hasta afuera del museo! Donde te vendían la experiencia el tomarte la foto con una impresión en lona por si no lograbas entrar, la exposición fue encasillada dentro de las Blockbusters, y bien, si no fue tan informativa, la experiencia nadie la quita y permitió ver al museo como un sitio de experiencia y diversión.

 

Andy Warhol. Estrella Oscura, Museo Jumex

Actualmente, la exposición de Andy Warhol está en el Museo Jumex y los boletos están volando (los encuentras por internet) y es que además de ser un artista emblemático para el arte moderno, tiene espacios interactivos y las piezas hacen referencia a objetos de la vida cotidiana, a la reproducción en serie y al consumismo en el que estamos inmersos, lo cual hace muy oportuna su presencia en estos tiempos.

 

La presentación de exposiciones como las mencionadas anteriormente, hacen de los museos espacios donde ocurre algo. El museo visto como el espacio sagrado, donde no se puede hacer nada dentro está cambiando y las instituciones están viendo la necesidad de renovarse o morir. Aunque hay algunas muestras con las que no se puede hacer ‘de todo’, al menos sí existen estrategias que permiten vivir la exposición de otra manera con música o con dispositivos que lo hacen más ameno.

Este segundo semestre del año es muy prometedor ya que se abren un par de exposiciones que prometen mucha audiencia, como lo son Yves Klein en el Museo Universitario de Arte Contemporáno (MUAC), y El mundo de Tim Burton en el Museo Franz Mayer, de la cual ya están los boletos de preventa y promete mucho, por el costo de los boletos y la altura del artista.

Las exposiciones blockbusters (o las llamadas ‘rompe taquillas’ desde los años 70’s) seguirán existiendo, y seguirán visitando nuestro país, pero ¿qué une a todas estas exposiciones?

Entre otras muchas cosas, la estrategia de comunicación, la recomendación de boca en boca, la expectativa, la curiosidad, lo que tal vez nos han dicho que es arte o lo que hemos investigado, además de lo que causa una gran emoción: ser parte del movimiento. Aunque en ocasiones las instituciones lo piensan como arte para las masas, debería pensarse que no sólo es eso, sino que cada individuo es transformado con las emociones vividas dentro de los espacios y así elaborar estrategias precisas para cada uno.

Exposiciones más caras de México

 

 

 

Notas Relacionadas