John Dugdale: fotografiar con alma azul; más allá de la vista

TXT: Melvin Nelson

Utilizando procesos fotográficos del siglo XIX, John Dugdale presenta retratos íntimos y naturalezas muertas que renuncian a la especificidad de una época o región. Las imágenes atemporales, realizadas con cámaras de gran formato y métodos de impresión de cianotipo y platino, captan desnudos contemplativos y arreglos tiernos de marcos y cuencos de frutas que se refieren a las estrechas conexiones que desarrollamos con personas y objetos. El sentido de la historia y la inmortalidad en las fotografías se ve reforzada por el enfoque de Dugdale para construir sus composiciones a partir de la memoria. Después de una enfermedad que lo dejó casi ciego a la edad de 33 años, Dugdale continuó fotografiando con ayuda de un asistente, creando imágenes inspiradas en recuerdos vívidos de amigos, amantes y espacios.

Cada una de sus fotografías a través de una lenguaje imperceptible e inexplicable apela al espíritu para reconstruir, repasar, reflexionar y aprender de historias ajenas que producen torrentes de sentimientos y emociones capaces de alterar la tranquilidad del alma para hacerla radiar de éxtasis o supurar melancolía en las tinieblas de un pasado inmemorial. Sin duda, John es un hombre con un sentido fotográfico extraordinario para plasmar con el alma más allá de la visión sobre un cianotipo.

A continuación te presentamos algunas de sus cianotipos emotivos.